domingo, 23 de julio de 2017

Las nuevas tecnologías y África


Los teléfonos móviles están por todas partes y las tribus masái no son ajenas a ellos.
La nuevas tecnologías son esenciales para luchar contra el mayor problema de los pastores: la incertidumbre. Pueden compartir información fácil  y rápidamente y a lo largo de grandes distancias.
En 2010, la mitad de las familias de masáis de Tanzania utilizaban teléfonos. Ahora casi todas lo hacen.
Los masáis están integrando los teléfonos en casi todos los aspectos de sus vidas. Se llaman para localizar recursos o para comunicar a los demás que ha surgido una emergencia sanitaria. Asimismo, les ayuda a conseguir información que les ayuda a cultivar: llaman a usuarios de smartphones experimentados que pueden descargarse previsiones meteorológicas. Estas personas son como curanderos. Además, los teléfonos ayudan a las comunidades a resolver los constantes conflictos con la fauna salvaje.

El coste de un smartphone en África ronda los 30 euros; el boom de los teléfonos inteligentes conectados a la red es ya imparable.
En 2015 África contaba con 160 millones de smartphones y en 2020 serán 540 millones.
Casi la mitad del continente estará conectada a través de su teléfono, especialmente países como Nigeria, Sudáfrica, Tanzania, Etiopía, Kenia y la República Democrática del Congo.




Información extraída de El País y La Vanguardia



lunes, 6 de marzo de 2017

41 aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática


Hace unos días se celebró el 41 aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).
Cientos de refugiados saharauis se reunieron en diferentes lugares de España y del mundo para celebrarlo e instar al mundo su falta de libertad.

La República Árabe Saharaui Democrática fue fundada el 27 de febrero de 1976, unas horas después de la retirada del último soldado de España, establecida como potencia colonial en la zona. Tres años antes, y tras un trienio de protestas pacíficas en demanda del derecho a la autodeterminación, se había desencadenado la guerra contra el pueblo saharaui.

La RASD firmó un acuerdo de paz con Mauritania, país al que se le había concedido una parte del territorio en 1979, y cinco años más tarde fue aceptada como miembro de pleno derecho de la Organización de la Unidad Africana (OUA), futura Unión Africana.

La decisión supuso el veto de Marruecos, país que anexionó el territorio y en 1987 firmó con el Frente Polisario el llamado "Plan de Arreglo" con la ONU y la OUA para hallar una solución a través de la convocatoria de un referéndum de autodeterminación. Desde entonces, el conflicto está varado en los pasillos diplomáticos, debido sobre todo a los obstáculos que pone Marruecos para la consulta.








sábado, 18 de febrero de 2017

Dana Gluckstein


Dana Gluckstein se graduó en la Universidad de Stanford, donde estudió psicología, pintura y fotografía, y se dio cuenta del poder de las imágenes para dar forma a la conciencia.

Ha fotografiado figuras icónicas como Nelson Mandela, Mikhail Gorbachev, Desmond Tutu y Muhammad Alí. Asimismo ha sido galardonada en campañas publicitarias para clientes como Apple y Toyota.
Sus retratos se llevan a cabo en colecciones permanentes del Museo de Arte del Condado de Los Ángeles, el Museo de Arte de Santa Bárbara y el Museo Nacional Smithsoniano de Historia y Cultura Afroamericana.















Su libro, DIGNIDAD: En Honor de los Derechos de los Pueblos Indígenas, y la exposición internacional DIGNITY: Tribes in Transition, han recibido aclamación internacional.




lunes, 16 de enero de 2017

El futuro de Guinea Ecuatorial

Teodorín Obiang

El presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang, llegó al poder en 1979, por lo que lleva aferrado a su dictadura 38 años.
Ahora, con 74 años, el presidente ecuatoguineano se apresta a pasar el poder a su hijo Teodorín, actual vicepresidente del país, como si de una monarquía hereditaria se tratara.

Teodorín empezó a entrenarse en el gobierno de papá como ministro de Agricultura y Bosques, cargo que ocupó durante siete años.
Con un salario de 3.000 euros, pronto había amasado una fortuna de más de 100 millones gracias a un impuesto sobre la madera. Aventajado que es el niño, también se hizo con el monopolio de la televisión.



Teodoro Obiang, presidente de Guinea Ecuatorial

Tras su paso por la madera, echó mano a las ganancias petroleras (Guinea Ecuatorial es un país rico en petróleo), así que pudo empezar a gastar y gastar. Teodorín es dueño de una mansión en Malibú de 30 millones de euros, otra mansión de 200 millones en el exclusivo barrio parisino del distrito XVI decorada con pinturas de Renoir y Degas. También posee una aerolínea. Asimismo, tiene una pequeña colección de automóviles de lujo, entre ellos un Bugatri Veyron de 1.200.000 euros, un Maserati de 800.000 euros, un Aston Martin, un Ferrari, un Rolls-Royce, un Bentley Arnage y varios Porsche.

En estos momentos, el sucesor del dictador se encuentra sometido a procesos judiciales en diferentes tribunales bajo cargos de corrupción, blanqueo de dinero, malversación de fondos públicos, extorsión, abusos de bienes sociales y abuso de confianza.



Teodorín Obiang

Recordemos que Guinea Ecuatorial es el país más rico de África y uno de los más ricos del mundo por sus reservas petrolífera. Pero apenas gasta el 0.6% del PIB en educación. Gran parte de la riqueza que ha recibido el país por la actividad petrolera no ha llegado a los habitantes. Esta riqueza ha sido desviada a las cuentas que los Obiang tienen en el extranjero.  



domingo, 23 de octubre de 2016

Botsuana, 50 años de independencia


Botsuana celebra sus 50 años de independencia.
Botsuana ha sido y es un país a tener en cuenta. Recordemos algunas de las cosas que hacen de este país africano diferente al resto:

.- Botsuana posee un inmenso desierto, un 70% de su territorio.
.- Posee uno de los mayores santuarios de vida salvaje del planeta: un río de 1.000 kilómetros de largo que no muere en el mar y un delta que no parece de este mundo.
.- Acoge a más animales que personas (una población de 2,3 millones en una superficie como España).
.- Botsuana da ejemplo de transparencia (es líder en África y el número 28º, ocho puestos por delante de España, en el mundo en la Transparency International), y de razonable gestión socioeconómica de sus valiosos recursos (diamantes, turismo y carne, los más importantes).
.- 50 años de independencia (se independizó de Reino Unido en 1966).





Pero si hay una cosa que los botsuanos recuerdan bien, es la historia de amor interracial que protagonizó su primer presidente, Seretse Khama (1921 - 1980), convertido a los cuatro años en monarca de la poderosa nación bangwato, la tribu dominante.

Seretse Khama fue enviado a estudiar a Londres y allí se casó en 1948, entre oposiciones de su propia familia y presiones de la Iglesia Anglicana, con Ruth Khama Williams, una mujer blanca, hija de un capitán del Ejército británico.
Seretse Khama fue el primer presidente de Botsuana entre 1966 y 1980.
Hoy, Seretse se ha convertido en un mito, miembro por derecho de ese club de grandes nombres de la lucha por la independencia africana.
Actualmente, uno de sus hijos, Ian Khama es el presidente del país desde 2008.



Seretse Khama

Seretse Khama y  su familia



lunes, 26 de septiembre de 2016

El yaaku

Mapa de Kenia donde se habla el yaaku

El yaaku es un idioma que sólo lo hablan siete personas en Kenia, concretamente una tribu masai llamada Mukogodo que habita en el valle del Rift.
Los Mukogodo, que significa "personas que viven en las rocas", solían habitar en cuevas, cazar animales salvajes y dedicarse a la apicultura.
Pero, este pueblo de 4.000 habitantes decidió cambiar hace muchos años el yaaku, su lengua ordinaria, por el suajili, la lengua oficial de Kenia.

En el año 2010, moría Naruato Mtunge, una anciana de 105 años y para la comunidad masai fue una triste noticia. No sólo se trataba del fallecimiento de una de sus vecinas. Con ella moría la tradición viva del idioma yaaku.
Actualmente sólo siete personas, todas ella de más de 70 años, son capaces de hablar yaaku con fluidez. Hay sólo 30 personas que son semihablantes, es decir, que pueden comunicarse en yaaku hasta cierto punto. El resto sólo conocen una serie de palabras.

A pesar de que la Unesco ya la considera una lengua extinta, sus habitantes están luchando para evitar que desaparezca. Han creado el primer diccionario de yaaku y han puesto en marcha una asociación para preservar el idioma de esta tribu masai, donde imparten clases entre los más pequeños, sin mucho éxito hasta la fecha.



Ms Eunice Sirankasio muestra el diccionario Yakunte




martes, 5 de julio de 2016

Watch the Med


Mussie Zerai nació en Asmara, capital de Eritrea, en 1975. Muy pronto quedó huérfano de madre y padre.
Su infancia transcurrió entre bombas, debido a la guerra de independencia que entonces sufría Eritrea.
Tras la independencia de su país pero con una dictadura criminal instaurada, Mussie decidió escapar y ponerse a salvo en Italia. Allí profesó la religión católica y fue ordenado sacerdote.

En 2003, un periodista italiano que había visitado las cárceles para inmigrantes del régimen de Gadafi, le pidió ayuda para que hablara con un prófugo eritreo y le sirviera de traductor. Mussie le llamó entonces por teléfono a la cárcel libia. "Si necesitas ayuda, llama a este teléfono" -le dijo Mussie al preso.
El preso eritreo no se guardó el número, sino que lo escribió en un muro de la prisión.

Una noche, a las tres de la madrugada, mientras el joven Mussie Zerai dormía en el seminario de Roma, el teléfono le despertó.
Tras unos gritos de desesperación y el rumor de las olas, un compatriota eritreo le imploraba ayuda y le suplicaba que salvara su vida y la del resto de personas que iban a bordo de una barcaza a la deriva en el Mediterráneo.
Mussie localizó el número de la Guardia Costera de la Marina Italiana y así los guardacostas localizaron la patera y condujeron sanos y salvos a los ocupantes hasta la isla de Lampedusa.

Desde entonces el teléfono no ha parado de sonar. Su número de teléfono ha aparecido en paredes de cárceles africanas, en barcazas varadas e incluso en los contenedores en que los traficantes esconden a los prófugos para atravesar el desierto de Sudán.

El sacerdote pronto se vio desbordado de llamadas y entonces creó un centro de atención telefónica llamado Watch the Med (vigila el Mediterráneo). En esa línea telefónica, voluntarios atienden en diferentes lenguas a cientos de refugiados en peligro.
Mussie Zerai también ha creado la agencia Habeshia, una organización sin ánimo de lucro cuyo fin es ayudar a la integración económica, social y cultural de las personas que necesitan protección humanitaria.

Según la Guardia Costera Italiana, las llamadas al sacerdote Mussie han salvado al menos 5.000 personas.

El trabajo de este eritreo le hizo merecedor de una candidatura al Nobel de la Paz.